Instrumentación & Control

Medidor de oxígeno disuelto con registro de datos

Rango  Temperatura: 32 a 122°F (0 a 50°C)
Oxigeno disuelto: 0 a 20.0 mg/L 
Oxigeno: 0 a 100.0%
Precisión Temperatura: ±0.8°C/1.5°F
Oxigeno disuelto: ±0.4 mg/L 
Oxigeno: ±0.7%
Sonda de Compensación y Ajuste Temperatura: 0 a 50°C
Oxigeno disuelto: sal de 0 a 50%
Oxigeno: altitud de 0 a 8910m
Temperatura de operación 0 a 50°C (32 a 122°F) 
Humedad de funcionamiento 85% H.R. máx.
Memoria 99 lecturas
Salida de datos Conexión a computadora RS-232 / USB
Pantalla LCD retroiluminada de 52 x 38mm (2 x 1.5”) 
Apagado automático Después de 10 minutos de inactividad (puede ser desactivado)
Opcional Memoria de 2 GB
Alimentación 6 pilas AA, 1.5 VCD (adaptador opcional CA de 9V) 
Aplicación Los medidores de oxígeno se usan para medir y controlar el contenido en oxígeno en los diversos puntos del circuito de agua  de las instalaciones de calderas de vapor, para controlar posibles corrosiones debido al poder oxidante del oxígeno. Otra de los  usos de los oxímetros es la prevención de la corrosión de metales, como en los sistemas de calefacción, donde uno de los factores que afectan el grado de corrosión es el porcentaje de oxígeno presente. 

Medidor de oxígeno disuelto con registrador de datos

Rango  Temperatura: 0 a 50 °C, 32 a 122 ºF 
Oxigeno disuelto: 0 a 20.0 mg/L 
% de saturación : 0 a 200
Precisión Temperatura: ±0.1 
Oxigeno disuelto: ±0.2mg/L 
% de saturación : ±2 %
Resolución Temperatura: 0.1
Oxigeno disuelto: 0.01, 0.1
% de saturación : 0.1, 1
Corrección de presión barométrica 450.0 a 850.0 mm Hg
Corrección del factor de salinidad 0 a 45
Memoria 50 lecturas
Entradas 9-pin mini-DIN
Salida de datos Conexión a computadora RS-232 / USB
Pantalla LCD retroiluminada de 52 x 38mm (2 x 1.5”) 
Grado de protección IP67
Vida de la batería 2000 hrs
Alimentación 4 pilas AA,100-240 VAC
Aplicación Los medidores de oxígeno se usan para medir y controlar el contenido en oxígeno en los diversos puntos del circuito de agua  de las instalaciones de calderas de vapor, para  controlar posibles corrosiones debido al poder oxidante del oxígeno. Otra de los  usos de los oxímetros es la prevención de la corrosión de metales, como en los sistemas de calefacción, donde uno de los factores que afectan el grado de corrosión es el porcentaje de oxígeno presente.